Transtornos de alimentación

beneficios de la acupuntura
Acupuntura
22 junio, 2015
Tipos constitucionales en la Medicina Tradicional China
17 julio, 2015
Mostrar todo

Transtornos de alimentación

trastornos alimentarios

Transtornos de la alimentación: Anorexia nerviosa y Bulimia

Trastornos alimentarios

Los trastornos de la alimentación forman parte de un problema grave que afecta cada vez más a las sociedades “desarrolladas”, pero también existen y aumentan en países como la India, China etc… Su tratamiento no es fácil ya que requiere colaboración por parte del enfermo. Si uno no decide QUERER CURARSE, el efecto de los  tratamientos es muy limitado.

Según mi experiencia, la medicina china puede brindar  ayuda fortaleciendo el cuerpo y la mente (con acupuntura , moxibustión, fitoterapia…), e informando, por ejemplo, sobre los daños que generan estos trastornos en nuestro organismo, a corto y a largo plazo, desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China. Algunos de estos daños pueden ser irreversibles.

Estos trastornos no surgen de la noche a la mañana. Suelen ser el resultado de un desequilibrio prolongado de muchos aspectos psicológicos (asunto que llenaría varios libros) y de una alimentación desorganizada e incorrecta.

La medicina china,  una medicina que trabaja en el campo de las energías, es muy efectiva precisamente en el tratamiento de los trastornos psicoemocionales, psicosomáticos, y hasta puede ser muy útil en el tratamiento de algunas enfermedades psiquiátricas. Lo mental – las emociones, son una forma de energía (cada órgano y cada víscera tienen sus funciones mentales) que puede ser corregida  y canalizada mediante las terapias energéticas.. Debido a ello es posible tratar y disminuir las obsesiones, los miedos, la hiperemotividad, la tristeza, la irritabilidad o la ira, todas ellas emociones conflictivas que, mantenidas durante un tiempo prolongado, desembocan en trastornos psicofísicos. La preocupación y la obsesión, presentes siempre en los trastornos de alimentación, son emociones conflictivas ligadas al bazo y estómago-páncreas en la medicina china. Estas emociones dañan y debilitan el sistema digestivo, el cual, siendo débil, genera la mente obsesiva. Todo este proceso, con el tiempo, se convierte en un círculo sin salida.

Muchas veces influye la educación. ¿Qué ejemplo les está dando una madre a sus hijas cuando está eternamente “a dieta” y alimentándose con productos desvitalizados hipocalóricos,  dudosas barritas para adelgazar y frías ensaladas?  Casi siempre, en estos casos, encontramos un denominador común: no aceptar, no comprender y no respetar el propio cuerpo.

¿La moda, o nuestra salud?

La pregunta, habiendo visto  esta clasificación, sería la siguiente; ¿es realista intentar ser todos iguales, “cortados” según el mismo patrón de lo que nos dicta nuestra época y su moda? Si cada tipo constitucional ocuparía más o menos una quinta parte de la humanidad, ¿no es una locura pretender ser todos altos, esbeltos, delgados…? Es como querer ponernos un traje que está hecho para otra persona, de una forma y una talla muy distintas a la nuestra. No podemos engañar a la naturaleza; ella es infinitamente más sabia que nosotros. Podemos y debemos cuidarnos y mantenernos lo mejor posible dentro de nuestra constitución. Cambiarla artificialmente está más allá de nuestro poder.

Los que sufren los trastornos alimentarios graves han perdido el contacto con ellos mismos, con su esencia, su propia naturaleza. Me refiero a las personas que una vez decidieron “ponerse el traje de otro”, de alguna modelo, alguna actriz o una amiga delgada. (No siempre empieza así pero es un factor   habitual). Es más divertido explorar lo que es verdaderamente nuestro, y conocerlo. Si lo hacemos, nuestra autoestima crecerá  y volveremos a disfrutar de la vida, la apreciamos de nuevo, teniendo muy en cuenta que  ES UNA ELECCIÓN Y ES POSIBLE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>