Acupuntura

trastornos alimentarios
Transtornos de alimentación
4 julio, 2015
Mostrar todo

Acupuntura

beneficios de la acupuntura

Medicina tradicional China

La gran desconocida

Es la acupuntura junto con la moxibustión  la terapia más extendida hoy en día en el occidente dentro de lo que se denomina la Medicina Tradicional China; y aún así son unas técnicas todavía muy desconocidas; la mayoría de personas acuden a ellas sólo cuando quieren dejar de fumar o quieren adelgazar porque por alguna razón se ha divulgado su éxito precisamente ahí. ¿Pero sabían ustedes que si acuden a tiempo a un profesional de la MTC con un catarro en su fase temprana pueden “curarse” después de una sola sesión? ¿Que si sufren de migrañas, padecen  insomnio,  crisis de ansiedad, síndrome premenstrual u otros,  la acupuntura junto con las otras disciplinas puede  serle de gran ayuda? El campo  que abarca esta medicina prácticamente no tiene límites. Es, sobre todo, una medicina preventiva: “mantiene la salud de una persona sana y devuelve la salud a una persona enferma”. Y por salud entendemos un estado de equilibrio.

Cuándo acudir a un profesional de la medicina China

En China se aprecia la medicina occidental sobre todo en situaciones críticas pero se vuelve al tratamiento tradicional siempre que sea posible: “Ahí dónde es necesario, hacer uso de la medicina occidental. Ahí dónde es posible, hacer uso de la medicina tradicional”. Una de las razones es porque el tratamiento con la medicina china carece de efectos secundarios nocivos.

La situación con las que se encuentran los profesionales de la medicina china y de otras medicinas energéticas, es la siguiente:  una persona no se encuentra bien y acude a su médico de cabecera. Los análisis y pruebas no determinan  nada fuera de lo  normal, la persona es enviada a otros especialistas según la dolencia pero de momento, no hay nada que tratar.  Pero la dolencia sigue ahí, los síntomas progresan, cambian. Si el enfermo sigue quejándose, lo tachan de hipocondríaco… Puede que pase  mucho tiempo, incluso años cuando decide “probar” con alguna de las medicinas “alternativas”. En este momento probablemente esté muy cansado, desanimado, desconfiado e impaciente porque hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta a sus problemas. Y al mismo tiempo espera una especie de milagro y, si es  posible, instantáneo.

El momento de acudir a un profesional de la medicina china es aquel donde las pruebas médicas no revelan ninguna enfermedad pero uno se siente enfermo. En este momento hablamos de un desequilibrio a nivel energético y la terapia adecuada es la terapia energética como la medicina china.

Las fases previas a la enfermedad

La primera fase es la de la salud – equilibrio. Este equilibrio no es estático, también tiene sus altibajos pero siempre dentro de unos límites “saludables”. Cuando este equilibrio se rompe, habitualmente debido a nuestros hábitos (de la alimentación, estrés, actividad-reposo, hábitos mentales, emociones negativas etc.) llegamos a la segunda fase, previa a la enfermedad. Aquí se trataría de un desequilibrio energético. Paradójicamente, en esta fase tenemos que esperar algún tiempo, a veces incluso años, antes de que lleguemos  a la tercera fase, la de la propia enfermedad donde ya suele ser detectable en la sangre, la radiografía etc.. Desde el punto de vista de la MTC  todo este proceso, en el fondo degenerativo, acaba convirtiéndose en una situación insensata, sin sentido y muy poco previsora.

La medicina tradicional china consigue los mejores resultados en el campo de la prevención de la salud y en la fase previa a la enfermedad  (la segunda fase) cuando aún no hay un daño irreparable al organismo. Cuando ya estamos en la fase de la enfermedad, la MTC puede ayudar a frenar, estabilizar o mejorar ligeramente este estado y todo esto de una manera armoniosa y sin efectos secundarios.

¿Por qué, entonces,  en  el occidente, funcionamos al revés? Evidentemente, se debe al desconocimiento.

El mismo desconocimiento genera el miedo y la prensión ante la acupuntura por personas que no la conocen. No hay razón para ello. Las agujas de acupuntura son muy finas, no son huecas (y por supuesto estériles y de un solo uso),  muy distintas a las que conocen de sus visitas al médico.

Y por último, tengamos, por favor, paciencia con respecto a los tratamientos.  Usemos el sentido común y no esperemos y no exijamos tratamientos milagrosos. Si una enfermedad va desarrollándose durante años, no desesperemos  si no hay resultados en dos sesiones.

 Tengan, por favor, paciencia con ustedes mismos. La salud – equilibrio es una cuestión muy  delicada y se merece los mayores cuidados.

 

La OMS Recomienda

En Diciembre de 1979, la Organización Mundial de la Salud recomendó la Acupuntura para unas 300 enfermedades, entre ellas:

Enfermedades Respiratorias

  • Sinusitis aguda
  • Rinitis aguda
  • Catarro común
  • Amigdalitis aguda
  • Asma bronquial

Enfermedades de los ojos

  • Conjuntivitis aguda
  • Retinitis central
  • Miopía  (sobre todo en los niños)
  • Ojos secos

 

Desórdenes psicosomáticos

  • Insomnio
  • Fatiga
  • Stress
  • Depresión

Trastornos de la alimentación

  • Desórdenes gastrointestinales
  • Espasmo esofágico
  • Hipo
  • Gastroptosis (Estómago caído)
  • Gastritis aguda y crónica
  • Hiperacidez gástrica
  • Úlcera duodenal crónica
  • Colitis aguda y crónica
  • Disentería bacteriana aguda
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • IIleo paralítico
  • Colon irritable

Enfermedades de la Piel

  • Eccema
  • Psoriasis
  • Herpes Zoster

Enfermedades de la Boca

  • Faringitis aguda y crónica
  • Dolor después de una extracción dental
  • Dolor de muelas
  • Gingivitis

Enfermedades Neurológicas

  • Cefalea
  • Migraña
  • Neuralgia del Trigémino
  • Parálisis facial  (estado temprano)

Enfermedades Musculoesqueléticas

  • Periartritis escapulohumeral
  • Codo de tenista
  • Artritis reumatoide
  • Lumbalgia
  • Ciática

Enfermedades Ginecológicas y Obstétricas

  • Menstruaciones dolorosas
  • Síndrome premenstrual
  • Síndrome Menopáusico
  • Menstruaciones irregulares
  • Mareos y Vértigo en el embarazo……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>